Posicionamiento SEO vs. Campañas de publicidad

  1. SEO
Posicionamiento SEO vs. Campañas de publicidad

Hace unos días un cliente amigo nos transmitió sus dudas en relación a elegir entre el SEO y una campaña de publicidad para mejorar la captación de clientes.

Hay que tener en cuenta muchos factores, como por ejemplo el tipo de producto que quieras vender o el servicio que estés ofreciendo. Pero empecemos por lo básico.

¿Cómo ser encontrado en Internet?

Más del 90% de las interacciones con el Internet comienzan con un motor de búsqueda (Google, Bing, etc.). Ahora bien, si tú o tu empresa no aparece en los resultados de búsqueda, ¿cómo te van a encontrar los usuarios? En la mayoría de los casos, no lo harán.

Por supuesto, ¡eso puede resolverse inmediatamente! Ser encontrado es algo que se puede comprar.

Pantallazo de Twitter, se muestra una campaña de Mahou
Una campaña PPC personalizada de Mahou entre las publicaciones habituales en Twitter. La información visualmente pequeña 'Promocionado' indica que se trata de un post promocional que lleva a un sitio web externo.

La búsqueda pagada: Qué son campañas de publicidad

La búsqueda pagada, también conocida como PPC (pago por clic), es una táctica de marketing en la que pagamos por la colocación de anuncios en la página de resultados de Google o entre publicaciones "normales" en redes sociales. Estos anuncios funcionan sobre la base del "pago por clic", lo que significa que sólo pagamos cuando se hace clic en los anuncios.

Eso promete una respuesta rápida. Puedes configurar una campaña y supervisar los resultados para averiguar qué funciona y qué no. Y inmediatamente, verás que visitantes llegan a tu página.

¿Suena bien? Lo es, pero hay algunos inconvenientes. En primer lugar: los costes. Si estás en un sector competitivo, te puede salir muy caro. Un precio de 40 euros por clic no es raro para palabras clave muy competitivas.

Hay que mirar con mucho cuidado: ¿Cuántos aciertos (productos vendidos, nuevos clientes adquiridos...) consigues con una campaña? ¿Pierdes dinero al final?

La búsqueda pagada es como un interruptor de luz. Si lo enciendes, el tráfico llegará. Pero en cuanto apagues la luz (es decir, cuando te quedes sin dinero), el tráfico se detendrá inmediatamente.

Lo mismo ocurre con las redes sociales. Si te niegas a pagar, es probable que la interacción con tu contenido disminuya.

El SEO por otro lado significa tráfico gratuito y recurrente. A diferencia de Twitter, donde un tweet puede conseguirte tráfico durante un día o dos, o de la búsqueda pagada, donde cada clic cuesta dinero, el SEO puede traerte tráfico constante meses o años después de haber publicado algo en tu página web.

Pantallazo de los resultados orgánicos del buscador Bing
Resultados orgánicos del buscador Bing para fundaciongoethe.org. Se muestran subpáginas adicionales según los criterios del buscador.

SEO: Optimizar una página web de tal manera que aparezca naturalmente en una búsqueda

Search Engine Optimization (SEO) es el proceso de optimizar tu sitio web para que aparezca en los resultados orgánicos de Google y Bing.

La parte difícil del SEO es que no se puede pagar para aparecer. Google y los demás tienen algoritmos que calculan la calidad y relevancia de tu página y la clasifican en consecuencia.

Por lo tanto, una gran parte del SEO consiste en averiguar lo que los motores de búsqueda consideran importante, y luego optimizar tu sitio web en consecuencia.

Ventajas y desventajas del SEO

¿Qué son las ventajas y desventajas del SEO? En primer lugar: ¡El SEO es mucho más barato a largo plazo! Lo que nos lleva directamente al mayor inconveniente: El SEO lleva tiempo. Hay una gran cantidad de SEO técnico refinado que incluimos cuidadosamente en todas nuestras páginas web, pero en algún momento lo que más importa son los contenidos.

El algoritmo de Google se centra en la riqueza de tu contenido. El SEO es una forma de asegurarse de que los motores de búsqueda pueden entender de qué trata tu página, que contiene información actualizada de calidad y que responderá a la pregunta que el buscador tenía en mente.

En primer lugar, tu página web debe ser impecable. Atractiva, rápida, accesible, por supuesto optimizada para todos los dispositivos, y segura. No vamos a entrar en más detalles sobre lo que todo esto implica, sólo esto: sabemos todo sobre esto y si confías en nosotros, tu sitio web será mucho mejor que el de todos tus competidores.

Luego hay que escribir los primeros contenidos. Una vez creada esta base, el siguiente paso es demostrar al buscador que nuestro sitio web cumple con sus altos criterios. Eso lleva tiempo. En palabras muy simples: Google y otros motores de búsqueda nos visitarán ahora repetidamente y echarán un vistazo a nuestro sitio web, y también observarán cómo interactúan sus usuarios con nuestro sitio web. ¿Parece que encuentran lo que buscan?

A grandes rasgos, podemos suponer que un posicionamiento inicial lleva de dos a seis meses. Pero una vez que estemos a favor del motor de búsqueda, recomendará futuros contenidos mucho más rápido a sus usuarios.

Eso nos lleva a la siguiente ventaja: Puedes aprender a realizar parte de los trabajos necesarios. Para que te vaya bien en la búsqueda, necesitarás contenidos especializados.

Tú sabes mejor que nadie de lo que hablas, porque eres un experto en tu profesión.

Te podemos explicar la mejor manera de estructurar y formular los contenidos en la web. Una sencilla interfaz de usuario te facilita la publicación de tus artículos en cualquier momento.

Estaremos encantados de hacerte sugerencias periódicas sobre nuevos artículos o, si te falta el tiempo, nos encargamos de la creación de contenidos.

Combinar ambos mundos: SEO y pago por clic en tándem

Muchas empresas utilizan tanto el SEO y el PPC a la vez porque realmente se complementan.

¿Acabas de publicar un post? ¿Tienes un producto atractivo y breve o un evento que está a punto de llegar? Lanza anuncios en Facebook, Instagram o Twitter para que llegue al mayor número posible de personas interesadas.

No solemos recomendar campañas en el propio Google, ya que ponemos todo nuestro esfuerzo en los factores de posicionamiento naturales.

Lo importante es estudiar cada proyecto al detalle porque no hay normas fijas ya que cada cliente es un mundo.

En el caso de nuestro amigo, le acabamos recomendando justo eso: apostar en el SEO y complementarlo con anuncios puntuales en las redes. Vamos a monitorizar los resultados y esperamos mejorar considerablemente su éxito.